Bragas menstruales y adolescentes: ¡Para una primera menstruación sin – Mademoiselleculotte.es

Bragas menstruales y adolescentes: ¡Para una primera menstruación sin preocupaciones!

La llegada de la menstruación es un momento que las adolescentes temen. El miedo a la sangre o de mancharse, el primer uso de un tampón o una compresa... Son muchos factores que preocupan a las jóvenes y pueden ser una fuente de estrés. 

A nadie le gusta la primera menstruación ni el empleo de compresas desechables, de las que se destaca que contienen sustancias nocivas y tienen un fuerte impacto ecológico.

Lo mismo sucede con el coste de las compresas desechables a lo largo de la vida, que pesa mucho sobre las mujeres desde una edad temprana. La menstruación es un fenómeno natural que no debería representar tal inversión, favoreciendo las desigualdades y la precariedad menstrual de las personas con menores ingresos.

¿Por qué las bragas menstruales son una mejor solución para las adolescentes?

Culotte menstruelle ado coton

Las bragas menstruales son una gran invocación para las mujeres y adolescentes de 9 a 18 años. Proporciona una comodidad incomparable sin alterar los hábitos de los adolescentes, ya que esta solución se lleva como una braga clásica. A diferencia de las compresas, las bragas menstruales no causan ninguna irritación debido a la fricción durante su uso.

Las 5 principales ventajas de las bragas menstruales para adolescentes:

  • No hay olores desagradables ni picores, gracias a los tejidos transpirables e hipoalergénicos.
  • Ofrecen una protección desde el inicio de las clases hasta la vuelta a casa, e incluso hasta la noche para flujos ligeros y medios. 
  • Permiten un sueño tranquilo para empezar un nuevo día de buen humor.
  • Es una protección económica y ecológica, que puede usar hasta 5 años...
  • Son fáciles de mantener y lavar a mano o a máquina.

¿Cómo mantener las bragas menstruales?

Para garantizar la durabilidad de tus bragas menstruales y permitir un máximo cuidado, es aconsejable aclarar las bragas con agua fría para eliminar el exceso de sangre (en un lavabo o en la ducha, por ejemplo). Puedes meter las bragas menstruales directamente en la lavadora, con un programa de 30º a 40º grados como máximo.

No recomendamos el uso de productos de limpieza grasos ni el uso de suavizantes, ya que pueden dañar las fibras absorbentes de la ropa interior con el tiempo.

Por último, no se recomienda utilizar la secadora, puesto que el calor elevado puede dañar el tejido de las bragas menstruales. En su lugar, sécalo al aire libre durante unas horas. Para evitar quedarte sin bragas, se recomienda tener entre 3 y 5 braguitas para la máxima tranquilidad. 

culotte menstruelle bleu

Entrevistamos a Jade, una niña de 14 años, sobre su experiencia con las bragas menstruales.

¿Cómo te enteraste de la existencia de las bragas menstruales para adolescentes?

La madre de una amiga compró unas cuantas bragas menstruales. Mi amiga me habló de eso y me dijo que eran muy chulas, así que fui a preguntarle a mi madre si podía probarlas, ya que ella sólo conocía los tampones y las compresas. Le encantó la idea, así que buscamos en Internet. Muchas bragas eran demasiado caras para mi madre, pero encontramos Mademoiselle Culotte y pedimos 5 modelos en la talla S.

¿Puedes indicarnos cuáles son las ventajas de las bragas menstruales? 

Es genial porque no tienes la sensación de tener algo entre las piernas (risas). Con esas bragas no tienes fugas durante tu flujo, absorben todo y no tengo que cambiarla entre dos clases. Puedo tener una puesta durante todo el día y luego cambiarla para la noche. Lo mejor es que no tengo ninguna mancha cuando me despierto por la mañana.

Además, muy a menudo me olvidaba las toallas higiénicas por la mañana. Así que tenía que buscar a una amiga que me diera una o acudir a la enfermería del colegio. Realmente no es plan...

¿Tenías algún miedo o temor a probar las bragas Mademoiselle Culotte?

Sí, tenía miedo de que se pareciera un poco a las bragas de las abuelas (risas). Pero al final son súper elegantes, hay muchas opciones y no se nota con la ropa.

¿Puedes contarnos cómo lavas las bragas (o tus padres)?

Al principio, mi madre aclaraba las bragas y las metía en la lavadora. Pero ahora lo hago yo mismo. ¡Es super sencillo! La lavadora la ponen mis padres, yo no sé cómo funciona (risas).

¿Recomendarías las bragas menstruales a una amiga?

Se lo conté a mis amigas, les pareció una idea super guay y fueron a pedir a sus padres para probarlas. Les había dado la dirección de la página web Mademoiselle Culotte, para que no se equivocaran. 

De todos modos, ya me he olvidado de las compresas y de los tampones.

¡No quiero llevar estas protecciones nunca más! (Risas)

-----

Mademoiselle Culotte distribuye muestras gratuitas de bragas menstruales a muchas enfermeras escolares que desean informar a las jóvenes adolescentes de las diferentes soluciones disponibles.

¿Es usted enfermera escolar? No dude en ponerse en contacto con nosotros: info@mademoiselleculotte.com